La Ciudad en donde los Hombres se vuelven Dioses, “Teotihuacán”

Visita a Teotihuacán con Honrables Sat Chellahs, IV Kumbha Mela en América de la Cima Vertical del Saber

Miércoles 23 de Junio de 2010.

Teotihuacán, aquella enorme ciudad antigua ubicada en el altiplano mexicano, fue hoy recorrida por los peregrinos que siguen el “IV Kumbha Mela en América de la Cima Vertical del Saber”.

Tal ciudad ancestral, se sabe hoy que constituye una muestra de la gran Sabiduría a la que llegaron los antiguos Toltecas, misma que ha quedado grabada en cada elemento que la conforma. Esto se puede ver,  por ejemplo, en el simbolismo del cual ella se viste y que comprende desde el hecho de que a su entrada se presente primeramente la bella pirámide de Quetzalcóatl

(símbolo de la Serpiente emplumada representante de la máxima Sabiduría entre las culturas Mesoamericanas), hasta algunos otros elementos como el recorrido que se realiza por la calzada de los muertos a través de “siete plazas previas” que de manera “ascendente” conducen a las plazas de las pirámides del “Sol y de la Luna”.

Los anteriores símbolos constituyen en sí, una revelación muy profunda que tenían los teotihuacanos con respecto a la comprensión de las leyes de la evolución humana así como de los planos que requiere el hombre para llegar al estado de Hombre-Dios (nótese que Teotihuacán en Náhuatl significa precisamente “ciudad en donde se hacen los Dioses”).

Pirámide de Quetzalcóatl, IV Kumbha Mela en América de la Cima Vertical del SaberEn virtud de lo anterior, resulta  interesante el hecho de que la primera pirámide al entrar por la ciudad sea aquella consagrada al Dios Quetzalcóatl (Símbolo de la Sabiduría), motivo que nos hace reflexionar y meditar inmediatamente sobre las palabras que el Sublime Maestre Dr. Serge Raynaud de la Feriare dejó en varias de sus obras , exclamando por ejemplo en sus “Grandes Mensajes”, que “lo indicado era recomendar al joven ir primero a la escuela antes de aventurarse a la vida”(1), ampliando más adelante que “nuestra manera de obrar, aún la más sincera, puede ser un obstáculo a la evolución natural, siendo necesario por lo tanto emprender un estudio serio para SABER”(2); todo ello en concordancia también cuando el Maestre explicaba que “después de las evoluciones necesarias, la vuelta se hace por la Comprensión (Concretización del Pensamiento-estado del Espíritu Santo)”(3).

En su recorrido por la ciudad, muchos otros elementos fueron interpretados y explicados por los Honorables Sat Chellahs, la C. P. María Nílda Cerf Arbulú y el Licenciado en Matemáticas José Miguel Esborronda Andrade, tales por ejemplo, como la analogía que se encuentra entre las “siete plazas” de la ciudad de Teotihuacán en comparación con los “siete chakras” de la tradición de la Yoga, así como con los “siete planetas” de la astrología antigua, sin dejar a un lado por supuesto a los “siete metales” de los antiguos Alquimista, siendo precisamente el último correspondiente al oro, símbolo del “Sol”. Lo anterior, aclaró el Honorable Sat Chellah  Lic. José Miguel Esborronda Andrade, “no son simples coincidencias, sino más bien son el resultado de la manifestación de leyes bien definidas que se encuentran dentro de la psique humana y que se expresan por el Hombre no importando el lugar en donde se encuentre sino más bien según su progreso espiritual adquirido mediante la Realización (compresión por expansión de la consciencia) de las leyes del universo”.

Todo lo anterior nos hace entrever ver la lógica por la cual seguramente el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, consideró importante tomar a este centro arqueológico con símbolos vivientes y vigentes muy claros, como punto de visita dentro de los “Kumbha Mela en América de la Cima Vertical del Saber”.

La visita a esta hermosa ciudad antigua concluyó de manera contemplativa cuando al terminar el recorrido, los peregrinos se sentaron a descansar y a tomar un rico refrigerio vegetariano en las faldas de la pirámide del Sol, contemplando la magnificencia de los Grandes Iniciados que en alguna ocasión ocuparon esos espacios, mismos que en este “IV Kumbha Mela de la Cima Vertical del Saber”, han vuelto a ser recorridos y recordados por la presencia de los Honorables Sat Chellahs y de los Discípulos que los siguen.

Al final de todo, expresó el Honorables Sat Chellah José Lic. Miguel Esborronda Andrade: “es mejor tener una hipótesis a no tenerla, así como es mejor seguir un Ideal…”

 

(1) Raynaud de la Ferriére. Serge. "Los Grandes Mensajes". Editorial Diana. pag. 396.

(2) Idem. pag. 400.

(3) Idem. pag. 260.