Cusco: se realizó la conferencia "Ser Vegetariano en el Perú es más fácil"

servegetariano

 

Este sábado 23 de Marzo a las 7pm, en conmeración al Día Mundial Sin Carne que fue el 20 de Marzo y al evento La hora del Planeta que se realizó el mismo día a las 8:30pm tuvimos la conferencia "Ser Vegetariano en el Perú es más fácil" a cargo de la Lic. Dhyana Lee Mendoza y el Psic. Sergio Ariel Sánchez.

Se inició la conferencia preguntando al público asistente, (la mayoría personas en un proceso de transición hacia el vegetarianismo), sobre los principales obstáculos que ellos enfrentaban para sostener una alimentación sin ningún tipo de carne. Problemas como la desorientación nutricional, la presión social, la falta de alternativas al momento de comprar entre otros más, fueron resueltos en la presentación del tema, puesto que por ejemplo: Perú posee los alimentos más proteícos del mundo al acceso de cualquier nivel socioeconómico como lo son la quínua, las algas marinas, la kiwicha, la cañigua, y además  los diferentes restaurantes de las ciudades ofrecen alternativas sin carne o modifican sus menúes sin estrechez alguna.

 

 

 

 

 

Los beneficios de la alimentación vegetariana se manifiestan en:

SALUD: puesto que disminuye el riesgo de numerosas enfermedades, así como aparición de celulas cancerígenas que requieren de ambientes ácidos y sin óxigeno.

ECONOMÍA: más del 80% de los cereales del mundo se destinan como alimento de ganado, por lo que al disminuir la demanda de carne podríamos utilizar los cereales para paliar la de desnutrición social.

ECOLOGÍA: los gases de efecto invernadero son en su mayor parte producidos por la Industria ganadera, debido al metano que emite. No se puede ser ecologista sin ser vegetariano.

RESPETO A LA VIDA: las investigaciones científicas demuestran que los animales comparten un complejo sistema de emociones, por lo que no se los debe confundir con objetos/cosas puestos en la tierra a disposición de la voluntad del hombre. Miles de vegetarianos han demostrado a lo largo de muchos años que la carne no es necesaria ni propia de nuestra alimentación, por lo que el comerla se limita únicamente a la obstinación humana.