LIMA-CEGEN: “ La Chacana y el Phi”

DSC00705Este Sábado 11 de Octubre, se dictó la conferencia “:  La Chacana y el Phi” a cargo del Ec. Diego Fernández-Baca Salas, organizado por el CEGEN.Centro de Estudios Generales “Dr. David Juan Ferriz Olivares”. Ingreso Libre.

“Sus formas perfectas que hacen referencia al número de proporción y belleza PHI (1,618), conocido por ser la correcta proporción entre una línea y su circunferencia.” comenzó explicando el Lic. Fernandez-Baca.
La chakana como figura consiste en cuatro escalones de tres peldaños cada uno: dos superiores y externos, y dos inferiores e internos, todos ellos puestos de manera simétrica; al centro, muestra un círculo dividido en dos partes iguales.
Simbólicamente, los peldaños externos superiores corresponden al mundo ideal, mientras los inferiores e internos al mundo real; en paralelo, la escala de la izquierda establece las normas de conducta y los principios básicos de cualquier relación humana, y la escala derecha equivale al orden jerárquico de los lazos políticos, sociales y religiosos. De esta forma, encierra una profunda relación entre el hombre y el mundo espiritual, permitiendo ordenar los pensamientos y las emociones ante el contacto con las vibraciones universales.

 

 

No existe claridad sobre el origen de la palabra. En aymara existe la pusi chakani, haciendo alusión a un puente de cuatro lados, mientras los quechuas hablaban de cuatro escaleras (tawa chakana); para los chinchay, comunidad quechua, tsakana equivale al material que sirve como puente entre dos partes separadas. Como fuere, la importancia del símbolo equivale, como bien han analizado diversos antropólogos e investigadores entre los que destaca Carlos Milla (autor del libro “Génesis de la Cultura Andina”), a la comunión de estos cuatro puntos o elementos. Por ello, se establece como posibilidad más cierta que, etimológicamente hablando, la palabra chakana nazca de la suma entre chaka (puente) y hanan (alto, arriba), significando el medio de unidad entre lo humano y el Hanan Pacha, esto es, la divinidad superior.
La representación de la Cruz del Sur es una de las formas más comunes en el arte andino; presente hace más de cuatro mil años como patrón geométrico sagrado en las distintas culturas de la Cordillera de Los Andes. Ha sido pintada, bordada, tejida y moldeada por los pueblos originarios de Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Chile y Argentina.
La primera subdivisión de la chakana es la parte superior y la parte inferior, el cielo y la tierra, lo de arriba y lo de abajo, el macho y la hembra. La derecha y la izquierda nos muestran el día y la noche, el sol y la luna. Todo, complementado en la ayuda mutua: todo tiene razón de ser, ninguno está de más. El círculo del medio significa el vacío y la imagen real de Dios: el no conocimiento, lo inimaginable, lo sagrado.
Phi
Observando la Cruz del Sur, los ancestros andinos obtuvieron un patrón de medida o proporción sagrada, llamada tupu. Tomando el largo del brazo menor de su eje horizontal, como lado de un cuadrado, la diagonal de dicho cuadrado (llamada cheqaq, “lo verdadero”, que corresponde a la raíz cuadrada de 2), corresponde al largo del brazo mayor del eje vertical. Girando esta diagonal sobre su punto medio se crea un círculo, cuyo diámetro constituye el lado de un nuevo cuadrado: corresponde al primer cuadrado y al primer círculo creado. La repetición de esta operación y la proyección del primer cuadrado hacia los cuatro puntos cardinales, se obtiene la chakana, en donde entra 3,16 (phi) veces la transversal de dicho cuadrado, en el perímetro del círculo creado.
Los esperamos todos los sábados a las 5.00 p.m. en nuestra sede de Calle Narciso de la Colina 125.Miraflores. Tlf.: 242 3169    /    447 9757
DSC00709
DSC00713