CASA DE LA CULTURA BOGOTÁ: El Arte no se detiene en expresar sentimientos

   El Arte no se detiene en expresar sentimientos.

   01 Agosto 2016

   En la serie de los 36 Propósitos Psicológicos, el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, en el primer tomo titulado “Disertaciones Filosóficas. Simbología”, en una penetrante conclusión epistemológica, propia de su Pensamiento Primordial, indica: “Un nuevo tema filosófico fue construido para la Edad que viene, un tema epistemológico: la comprensión de la Ciencia. El poder del simbolismo constituye ahora una modalidad tal como antes la finalidad de las referencias de lo sentido constituyó la modalidad para una época concluida1.

Mercurio_JardinBotanico_Buenos_Aires

 

 

 

 

 

 

 

Estatua de Mercurio llevando el caduceo.

Jardín Botánico, Buenos Aires

 

    Esta conclusión tiene como base una de sus investigaciones fundamentales, el hecho de que la humanidad ha pasado de una era precesional a otra, ha pasado de la era de lo sentido a la era del saber, por el fenómeno astronómico de la precesión de los equinoccios, el movimiento retrógrado sobre la eclíptica del punto vernal, que terminó su recorrido por la constelación de Piscis y en 1948 entró a recorrer la constelación Aquarius por los próximos 2.300 años.

    La anterior Era se caracterizó por la fe, el dolor, la separatividad y por lo sentido. Desde los aportes de la ciencia de los astros, sabemos que fue una era correspondiente con el elemento Agua, asociado con la sensibilidad y los planetas que la rigieron fueron la Luna, Venus, Júpiter y Neptuno, relacionados con el sentimiento, el arte, la fe y la religión. Esta fue la pauta para la humanidad desde el inicio de la era cristiana. El amor como la fe se consideraron sentimiento y se les dio el máximo valor. El barroco es un ejemplo de arte enfocada a exaltar los sentimientos.

    El paso a la era del Saber, implica no solo una nueva regencia, sino que también implica una exigencia para la humanidad, el reto de asimilar estas nuevas pautas para su evolución. La era Aquarius esta regida por el elemento Aire, asociado con el intelecto y los planetas que la rigen son Urano, Saturno y Mercurio, que simbolizan la investigación científica, la reflexión y la inteligencia.

    Desde finales del siglo XIX se inició la etapa de transición entre las dos grandes eras. El Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares escribió: “...para los estudiosos de la ciencia planetaria o cosmobiología, expliquemos que en el campo del arte se pueden estudiar características interesantes por el cambio de era. Sabemos las regencias de las eras, que Piscis es regido por Neptuno y por Júpiter y es donde se exaltan Venus y la Luna, planetas que favorecieron en la era pasada al arte, produciéndose obras inconmensurables2.

    En esta etapa de transición surgen en el arte profundos cambios respecto a lo clásico y el artista se lanza a la búsqueda de nuevas expresiones, de experimentos, de encuentro con los orígenes, su necesidad de reinventarse... indudablemente también hay desconcierto, aunque en el fondo aparece la necesidad de retornar a la mística, y que “... el arte describa, simbolice y exprese la realidad del hombre de la Nueva Era. El retorno a la mística, mucho más que una continuidad de Piscis, es una continuidad de Venus en el triángulo de aire y una continuidad de Neptuno exaltado en el triángulo de fuego”. Tomando en cuenta que la Era presente pertenece al triángulo del elemento Aire, integrando a Venus como regente de Libra y a Neptuno que se exalta en Leo.

    Es interesante observar el uso de la transparencia en muchas de las manifestaciones artísticas actuales, como expresión estética, propia del elemento Aire en la Nueva Era, en que se aprovecha el vidrio para los grandes ventanales, y el acrílico, lo que antes se escondía ahora se evidencia, los mecanismos del reloj, del teléfono, del ascensor panorámico en la fachada del edificio, así como el incremento de la luminotecnia con sus flujos, intensidades y colorido. El video irrumpe con la fuerza de la imagen en movimiento, gracias al desarrollo del electromagnetismo.

    Muchos artistas ya no esperan la inspiración infusa, tampoco esperan conmover, su trabajo es humanista y el resultado de arduos estudios, indagaciones, investigaciones buscando la verdad de aquello que les inspira, les mueve, les atrae... ahondando para tomar mayor consciencia y hacer un aporte mediante el símbolo para la trascendencia del hombre, dando a cada ser humano un motivo de iluminación.

    Edwin Rodríguez Paz, Arquitecto

    1 Dr. Serge Raynaud de la Ferrière Propósitos Psicológicos I. Diana México 1978.

    2 Dr. David Juan Ferriz Olivares El Retiro del Maestre. Diana México 1986.