CIUDAD DE MÉXICO: Conferencia "De los Himalayas a los Andes Sudamericanos"

23.09.2016CEGEN_CDMXEl CEGEN - Centro de Estudios Generales "Dr. David Juan Ferriz Olivares" se complace en invitar a la Conferencia "De los Himalayas a los Andes Sudamericanos" a cargo del investigador Lic. Diego Fernández Baca Salas (Perú) quien mostrará cómo se viene dando el traslado del centro regenerador espiritual del mundo desde los Himalayas hasta los Andes en Perú y Bolivia, a través de un análisis dialéctico.
La actividad especial es por las fechas cercanas al Peregrinaje en Perú y Bolivia (Mela) que se da cada 6 años por parte de nuestra Fundación Magna Fraternitas Universalis.

Los esperamos en este evento que es de Ingreso Libre el dia 23 de septiembre a las 19 horas, en nuestra Casa de la Cultura "Dr. David Juan Ferriz Olivares" Sede Ciudad de México, ubicada en Avenida Emiliano Zapata 12, Colonia San Jerónimo Aculco, Delegación Magdalena Contreras.
"Nuevamente los Grandes Peregrinajes en América se han reanudado y el traslado del Centro Espiritual del Mundo: el Tíbet, el Monte Kailas en los Himalayas y el Norte de la India, a los Andes Suramericanos, nos han hecho considerar el gran peregrinaje que se hacía al río Ganges cada doce años. con motivo del Khumba Mela, fiesta o reunión del Aguador o Aquarius, para que se efectúe en América del Sur.

“Ha sido al río sagrado de los Incas, el Vilcanota o Vilcamayo, que nace en la provincia del Cusco y al Monte Sajama. Los nuevos Himalayas son los Andes Suramericanos, sobre todo del Cusco al Monte Sajama, pero que están señalados hasta el paralelo 30 Sur. (La Supremacía de la Jñana Yoga en la Era del Saber, pág. 98)
"En su etimología el Kumbha-Mela (su raíz sánscrita Kumbha, significa Urna Sagrada, Aguador, Aquarius; Mela, magna reunión) ha contenido en las plegarias de sus peregrinos ancestrales una invocación del Khumba Yuga. la Era del Aguador, en latín Aquarius, que ahora viene a cristalizarse en la Nueva Era en la región del nuevo centro espiritual del mundo.

"En fin, tales ceremonias cuentan, sobre todo, según el estado de espíritu con el cual ellas son realizadas. El hecho de tomar contacto con el agua (aun en un lugar sagrado) no es suficiente, si el acto no es comprendido. (La Supremacía de la Jñana Yoga en la Era del Saber, pág. 98)