"El Arte Abstracto Mendocino". Mendoza, Argentina

cuadro01
El sábado 9 de abril de 2011, en el Centro Cultural Matesis de la Fundación Magna Fraternitas Universalis, se realizó una charla de arte dirigida por la profesora Adela Díaz López, que consistió en la presentación del libro de su autoría: ARTE ABSTRACTO MENDOCINO.

Se inició la presentación con una breve reflexión sobre la actitud  de pintar y el por qué de nuestro rechazo hacia el Arte Abstracto. Sustentado por una tradición de la imagen a través del tiempo ha llevado a considerar como válido la representación de la naturaleza en la obra de arte.

 

Sin embargo, el artista, al igual que el niño, se acerca al color por el placer que le causa el hecho mismo de pintar sin  necesidad de tener una imagen para hacerlo. Indudablemente toda actividad artística se inicia como un juego, el placer de jugar. En el niño generalmente queda en eso, sin más complicaciones, en tanto que en el adulto interviene otros elementos por el mismo hecho que es ya una persona adulta es más completa en sus formación e intereses y más compleja, dispondrá de un mayor caudal de  sensaciones, sentimientos y necesidades de volcar determinadas figuras (como líneas, formas aformas, no naturales) que enriquezcan el mismo color o que el color elabore. 

El placer de pintar y de expresarse pintando, no parte con la figuración, sino del hecho físico de pintar y la visión estimulante del color.

cuadro02

cuadro03

Seguidamente los artistas presentes como Carlos Ercoli, Julio Ochoa y Alberto Thormann, a su turno presentaron una obra suya sobre la cual explicaron las técnicas usadas para realizarlas como así también cual es el proceso de inspiración para la concreción de la obra.

Es importante señalar que si bien hay un inicio semejante en donde no prevén la obra sino que la ejecutan  directamente,  en la etapa siguiente se evidencias las diferencias.

Como en el caso de Ercoli que estudia la gama y sus matices para trabajar.

En el caso de Ochoa busca el material y comienza a pintar  integrando colores y en la emoción resultante agrega o saca colores.

Por último, Thormann  según su necesidad interna vuelca líneas o trazos de color que, después podrá acentuar o modificar.

Como él dice: “En el diálogo con la obra, voy poniendo  o buscando determinado color”.

La charla finaliza con el cambio de opiniones con el público que consultó y opinó en su momento.

cuadro04

Nos hizo la invitación a participar, la que compartimos con ustedes desde Magnanet, los esperamos. 

Fundación Magna Fraternitas Universalis
Sgto. Cabral 88
Godoy Cruz - Mendoza  
Teléfono 435-0780