Cusco: Conferencia "Euritmia entre el hombre y la mujer"

SAM_6413

 

El Miércoles 18 de abril, en la Casa de la Cultura Dr. David Juan Ferriz Olivares de Cusco, se llevó a cabo la interesante conferencia "La Euritmia entre el Hombre y la Mujer" contando con las brillantes exposiciones del Ing. Christian Cárdenas y la Est. de Medicina Carolina Cuenca.

Cuando hablamos del hombre y de la mujer de tiempos de nuestro abuelos nos viene a la memoria la famosa frase: "Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer", frase que define a la perfección la manera de pensar de una sociedad ya pasada.

Cuando observamos con detenimiento el contenido detrás de esta frase, vemos que refleja en forma inconsciente un sentido de superioridad del hombre sobre la mujer, un rol social preponderante del hombre y un rol sumiso de la mujer; y aunque ahora esto nos parece algo arcaico e injusto, esta figura era socialmente aceptada, con roles bien definidos, hombres que toman las riendas de su vida, de su hogar, de la sociedad, y mujeres que tras bambalinas dan soporte a este ordenamiento.
 
Aunque esta figura no siempre fue así, considerando que en épocas mucho más lejanas el orden social era mucho más equilibrado y cooperativo entre los géneros humanos, o también se mostraba el predominio de la mujer, en sociedades matriarcales.
Lo cierto es que la humanidad viene atravesando un cambio en sus valores, dejando estructuras que durante tiempo fueron consideradas normales, porque el "medio ambiente" en el que se desarrollaban empujaba el pensamiento a vivir de esa manera. Durante 2000 años, bajo la regencia de la era pasada (era de piscis) la humanidad considero correctos los valores que separaban a hombres y mujeres, y propiciaban un predominio del hombre sobre la mujer, a tal extremo de considerar a la mujer, simplemente como un accesorio del hombre, en su propia realización, tanto personal, familiar, profesional y social.
Con esto no queremos decir que no existiera amor entre hombres y mujeres, simplemente era una costumbre forjada en el ambiente de una era caracterizada en esencia por su espíritu separatista y de ideas pre-concebidas aceptadas bajo una creencia ciega.

A mediados del siglo XX, una de tantas revoluciones marcaron el cambio de estos acontecimientos, las mujeres sintiéndose (con justa razón) sobrestimadas, lucharon en varios campos por una reinvidicación de sus derechos, por una sociedad más justa, con igualdad de oportunidades para todos, sin distinción, en este caso de géneros.

¿Porque después de conservar una estructura social, aceptada por hombres y mujeres, se decide terminar con ella?. Vientos de cambio, el medio ambiente en el que la sociedad moderna se desarrolla no es el mismo que durante muchos años marcaban nuestros pensamientos y por ende nuestras costumbres. Una Era se extingue como la noche ante la luz del sol ilumina un nuevo día..., y nos trae pensamientos  nuevos y por ende, también, anhelos de construir costumbres nuevas, con valores nuevos. En los albores de la era del Saber (Era del Aquarius), se desmoronan las estructuras de una sociedad decadente para dar nacimiento a una nueva sociedad, más inclusiva, más fraterna. Y en ese ambiente surge la necesidad de la Euritmia en la unión entre el hombre y la mujer, como bien indica el Dr. David J. Ferriz Olivares.

La euritmia, que es la búsqueda constante de armonía, se presenta como una necesidad en la unión del hombre y la mujer, que evitando los extremos (machismo y feminismo) busca la realización tanto del hombre como de la mujer en los roles que les toca realizar en la vida, partiendo desde el tangible aspecto biológico hasta la realización de las características emocionales, propias tanto del hombre como de la mujer. Es la búsqueda armónica de la cooperación que encuentra su eje, su visagra en el plano del pensamiento, plano en el que las diferencias de genero se extinguen y desde el cual podemos comprender la necesidad complementaria de los géneros, y realizar de forma integral una unión bajo la premisa del respeto mutuo.
En ese sentido, una Euritmia en la unión del hombre y la mujer se logrará en la medida de que ambos, busquen la comprensión mutua, comprensión que va más allá del Amor, que se manifiesta en el plano de las emociones y así como amamos con intensidad en un momento y bajo ciertas circunstancias, podemos odiar con la misma intensidad al ser amado bajo condiciones contrarias. Por eso que la comprensión, debe regir la relación hombre mujer, no solo hablando de relaciones de pareja, sino haciéndola extensiva a cualquier a todo vinculo que se da entre hombres y mujeres (tios, tias, abuelos, abuelas, amigos, amigas, etc).

Las condiciones para vivir en una sociedad más fraterna están dadas, el "medio ambiente" es favorable, queda en nuestras manos, actuar en favor de la construcción de una humanidad más justa y fraterna, en una euritmia entre el hombre y la mujer.
Ing. Christian Cárdenas Bejar
SAM_6396